inicio padres Suena, Ahorra, Alcanza

    Para mí, para ti, para luego


    Desde una edad temprana, sus niños pueden aprender las destrezas que les ayudarán a ser adultos responsables con el dinero.

    Necesitar y querer: Al igual que Elmo, a sus niños les puede ser difícil decidir en que gastar el dinero. Para ayudarlos, hable de la diferencia entre necesitar y querer. Hable de las cosas que necesitan, como alimentos sanos, agua, un lugar donde vivir y ropa. Explique: “Estas necesidades van primero porque son las cosas que nos ayudan a estar sanos y sentirnos seguros. A veces queremos mas cosas, pero puede que no podamos conseguirlas o hay que esperar a ahorrar dinero para tenerlas.”

    El valor de la gente y de las cosas: Ayude a sus niños a entender cuán importante es algo, o su valor, hablando de sus propias preferencias. Pregunte a cada uno: “¿Por qué tu osito de peluche preferido es tan especial para ti?”. Lo que sienten por algo les puede ayudar a decidir cuánto valor tiene para ellos. Anímelos a hablar sobre un juguete, una persona o un lugar que valoren y a decir por qué es importante. Asegúrese de recordarles que las cosas más valiosas, como la familia y los amigos, ¡no cuestan dinero!

    El dinero también tiene un valor: Sus niños pueden comprender que las cosas tienen varios precios y que se necesita dinero para comprarlas. En la tienda, hable sobre el valor del dinero: Señale las etiquetas con el precio de los artículos. Explique que la gente gasta dinero en cosas que tienen un costo (muestre el precio) así como un valor (cuán importante es). Déjeles saber que si su familia no tiene suficiente dinero para pagar algo que valora, pueden ahorrar para comprarlo luego.

    Trabajar duro y ganar dinero: Aunque a los niños se les pregunta con frecuencia: “¿Qué quieres ser cuando seas grande?”, necesitan ayuda para entender que la gente trabaja duro en sus trabajos para ganar dinero. Hable de las personas que trabajan en su comunidad y comente el tipo de trabajo que hacen. Conversen sobre cómo la gente usa el dinero que gana para comprar las cosas que necesitan y quieren. También explique que cuando las personas hacen un buen trabajo, no solo consiguen dinero sino que se sienten orgullosos y felices.

    Ahorrar y aprender a esperar: Esperar es una habilidad difícil de practicar a cualquier edad, pero es especialmente difícil para los niños pequeños. Intente empezar con un objetivo sencillo que sus niños puedan cumplir en poco tiempo. Una vez que los cumpla, intente poner objetivos más difíciles para las que haya que ahorrar durante más tiempo. Aprender que a veces hay que esperar para conseguir lo que uno quiere, ayudara a sus niños a aprender a ahorrar

    Tres jarros: Usted puede ayudar a sus niños a entender que gastar, compartir y ahorrar son tres maneras importantes en que las personas toman decisiones con el dinero. Con sus niños, reúnan tres jarros transparentes y limpios, y nómbrelos con las etiquetas Gastar, Ahorrar y Compartir. Diviértanse decorando los jarros con dibujos o con fotos que represente lo que quieren comprar.